Todas las manos son necesarias

Me resulta incomprensible las manifestaciones de ciertos dirigentes de la izquierda oficial, rechazando la posibilidad de que la vacunación contra el Covid también se pueda hacer en hospitales y centros privados. Estamos sufriendo las consecuencias terribles de la pandemia y por tanto todas las instituciones y entidades, sean públicas o privadas, deben de aunar esfuerzos para combatir el maldito coronavirus. Solo si se unen fuerzas se podrá vacunar con presteza mientras que ,de lo contrario, la vacunación irá más lenta con el riesgo que eso supone para millones de ciudadanos.