«Sin invitarlos a desayunar al Ritz no habría conseguido entrevistas con ministros, banqueros ni cardenales»

Antes que una de las autoras más exitosas de la literatura en español, Julia Navarro fue una de las primeras periodistas en dedicarse, tras la dictadura de Franco, a la crónica parlamentaria. «Éramos muy pocas mujeres, todas muy jóvenes. Tuvimos que organizar una suerte de club, ‘los desayunos del Ritz’, al que invitábamos entre cinco mujeres a un político. Si no, no habríamos conseguido entrevistas con presidentes del Gobierno, ministros, banqueros ni cardenales».