Siempre nos quedará Margarita

Es insólito que en un país democrático un vicepresidente del Gobierno defienda que se puede insultar y descalificar a periodistas y medios de comunicación. Durante mis años de ejercicio del periodismo una de las primeras lecciones que aprendí es que algunos los políticos suelen confundir información con propaganda. Creen que los medios de comunicación y los periodistas son estupendos cuando se comportan como palmeros y denostan a quienes se sitúan en una posición distante de cualquier partido.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies