Que se expliquen

Los dirigentes de Podemos tienen que explicarse. Las informaciones sobre supuestas irregularidades en su financiación, amén del informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales, más el tristemente ya famoso «caso Dina» en el que Pablo Iglesias comenzó como acusador y ahora le están investigando, son asuntos de enorme gravedad que exigen una explicación por parte del propio Iglesias y del resto de la dirección podemita.