Problemas

En ocasiones se produce un divorcio entre políticos y ciudadanos debido a que en la «agenda» de los políticos no aparecen en los primeros lugares las preocupaciones y problemas de los ciudadanos. Y me temo que estamos en uno de esos momentos. Hay en el tablero de la política varios debates que poco o nada tienen que ver con lo que preocupa y ocupa a los españolitos de a pie.