¡Menuda tropa!

Hay que tener mucho temple, amén de desfachatez, para ningunear llegando al insulto como ha hecho Pedro Sanchez con Ciudadanos en el pleno del Congreso. Sánchez ha copiado de su vicepresidente la prerrogativa de dar carnés de buenos. Y a lo que parece, en opinión del Presidente Ciudadanos es un partido que no reúne las condiciones de ser un partido progre y por tanto él se permite desactivarlo como partido derechoso y poco de fiar.