Lo que el viento no se ha llevado

Sin duda el asesinato de George Floyd ha constituido un revulsivo contra el racismo y está enfrentando a la sociedad norteamericana a sus propias contradicciones. Y es alentador que millones de personas en todo el mundo tomen conciencia del cáncer del racismo al que naturalmente hay que combatir. Pero el racismo no se combate derribando estatuas ni prohibiendo ‘Lo que el Viento se Llevó’, ni intentando ignorar o rescribir la Historia.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies