Lo que el viento no se ha llevado

Mientras Ivan Redondo intenta entretenernos con un viaje al futuro, nada menos que al 2050, hay quienes al pensar en el presente creen que diez años después no queda nada de aquel movimiento denominado 15 M que dio paso a que un grupo de jóvenes irrumpiera en la política decididos cambiar todo de arriba abajo, al grito de «no nos representan» dirigido nada menos que al Congreso de los Diputados.