¿Hay alguien ahí?

Siempre he defendido que los políticos, como cualquier ciudadano, tienen derecho a las vacaciones. Me parece que por salud mental todos necesitamos de vez en cuando parar. Hago está declaración de principios porque sin embargo este verano el Gobierno ha «lucido» por su ausencia.