¿Hasta dónde van a llegar?

Yo creía que el CNI se dedicaba, a combatir la desinformación puesta en marcha por algunos países. Pero ahora resulta que el Gobierno, con la excusa de que hay que combatir a las “fake news” ha decidido “intervenir” por las bravas con un Decreto para que el todopoderoso Ivan Redondo, junto al Secretario de Estado Miguel Ángel Oliver, se ocupen de que a los ingenuos españolitos de a pie no nos intoxiquen.