Feliz 2021

Suelo estar entre quienes ven el vaso medio lleno de manera que recibo el nuevo año con cierto optimismo. Y es que las vacunas contra la COVID-19 constituyen una esperanza. Quiero creer que las vacunas que ya han aprobado los organismos pertinentes son seguras aunque todavía quede por comprobar su grado de eficacia y sobre todo cuando dura la protección contra el coronavirus. Sí, hay incógnitas pero también certezas y por tanto se abre al menos una rendija a la esperanza.