El virus anda suelto

Las terrazas, las playas, los comercios, las calles se van llenando de gente. Todos tenemos un deseo casi irrefrenable de retomar nuestra vida cotidiana, aquella vida que llevábamos antes de la pandemia. Además es verano y en esta estación parece que todo invita a la vida. No se trata de ser alarmista pero sí de recordar que el coronavirus continúa siendo parte de nuestro presente, que está ahí y aún no lo hemos vencido. Por eso sorprende que haya tantas personas que salen a la calle sin mascarilla, o que entran en lugares cerrados sin ella.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies