El futuro de Juan Carlos de Borbón

En mi opinión, hasta que el Tribunal Supremo no dictamine si hay o no causa contra el rey emérito, el Gobierno debería de mantener una actitud de neutralidad en vez de presionar, como lo están haciendo, a Felipe VI para que coloque un cordón sanitario en torno a su padre, que es tanto como considerarle culpable por adelantado.