El confinamiento de Julia Navarro

¡Si no fuera por los libros! No, no es fácil, al menos para mí, no poder salir de casa. De repente siento que las horas se alargan, que los días no se terminan. Menos mal que cuento con los libros. Libros que me acompañan desde que era niña, libros que he ido comprando o me han regalado a lo largo de mi vida, libros que tengo pendientes de leer, libros que ya he leído… Y la música, claro.