«Durante años no pude ver las imágenes del 23-F»

Eran las 18: 23 minutos del 23 de febrero de 1981. Un grupo de guardias civiles armados irrumpía en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, disparaban contra el techo y ordenaban a los diputados que se arrojaran al suelo. Aquel día se votaba la sesión de investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo. Los periodistas, sentados en su tribuna, seguían el curso de la jornada. La escritora Julia Navarro, autora de «La Biblia de barro» y «Tú no matarás», estaba entre ellos. Entonces trabajaba en el diario «Pueblo» y colaborada en la radio y la revista «Interviú».