Aliviar tensiones

Si la Fiscalía del Supremo no está de acuerdo con el Gobierno pues peor para la Fiscalía. Esa es la conclusión que cabe discernir de las palabras de la Vicepresidenta Calvo al ser preguntada por los indultos a los presos del “proces”. La señora Calvo no tiene dudas: el Gobierno tiene la última palabra y por tanto no tiene que coincidir ni hacer caso a los argumentos de los fiscales. En realidad lo dicho por la vicepresidenta no es ninguna sorpresa porque a sus palabras hay que añadir las del ministro José Luis Ábalos que en una entrevista en La Vanguardia afirma que el Gobierno tiene la “obligación legal” de tramitar los indultos de los políticos catalanes que están en prisión.